El cuento de Hochi el reno

0 Comentarios

cuento-de-hochi-el-reno

La Navidad es un momento muy especial para los niños, especialmente para los más pequeños. Por ello queremos colaborar con ellos y traerte un cuento para que se lo leas y puedan aprender una importante moraleja que todo el mundo debería tener en cuenta, no solo los niños. Se trata del cuento de Hochi el reno.

El padre de Hochi había sido retirado del servicio después de haber trabajado para Papá Noel tirando de su carro. Ya tenía una edad y ese puesto pasó a su hijo Hochi, un reno fuerte y joven que ayudaría a Papá Noel a repartir sus regalos por todo el mundo.

Su papá tenía muchos deseos de que Hochi hiciese correctamente su trabajo, pero el joven reno no se sentía capaz de hacer su trabajo. Sin decírselo a su padre, un día se escapa volando y se aleja, evitando hacer su misión de ayudar a Papá Noel para repartir los regalos, en su escapada se refugia en una cueva.

Cuando sus padres se dan cuenta de lo que había hecho, comenzaron a buscarle por todo el Polo Norte con la ayuda de los renos e incluso de Papá Noel, pero al final consiguieron encontrarle durmiendo en una cueva.

Al encontrarle, la madre de Hochi le preguntó: Hijo, ¿por qué nos has hecho esto?

Hochi le respondió: Siento que sufras mucho mamá, pero es que no quiero tirar del trineo de Papá Noel… ¡Pesa mucho!

Su padre dijo: Tu misión es una tradición familiar que tiene muchos años y debes hacerte cargo, tal como hice yo, mi padre, tu abuelo y el padre de éste. Entiendo bien que estés asustado, porque todos pasamos por lo mismo cuando comenzamos en este trabajo, pero sin nosotros millones de niños se quedaron sin sus regalos.

Después de quedarse pensando, Hochi respondió

– Papá, tienes razón. He sido egoísta al pensar solamente en nuestro único beneficio. Cuando tenga miedo o piense que me resultará muy difícil hacer mi trabajo, recordaré bien tus palabras.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *